jueves, febrero 26, 2009

Un año de cárcel por media barra de pan. Así defiende la mafia estatal a los pobres

Siempre se repite machaconamente por la propaganda de la clase dirigente, lo bien que viven los pobres gracias a la supuestamente benefica acción del llamado "estado de bienestar", esa gran estafa a los trabajadores y emprendedores. Lo que nunca te cuentan es lo que hacen sus sicarios de uniforme a los desgraciados que por una causa u otra viven sin un techo. Siempre parece que hay gente que sobra, que afea el paisaje a nuestros gobernantes. Luego eso si, en sus televisiones (estatales o de empresarios amigos, tanto da) se montan reportajes sobre estas personas para demostrar "conciencia social", y se les usa de coartada para el robo a gran escala del que viven todos los parasitos del estado. ¿Qué sería de los pobres sin el estado?

Pues quizá, para empezar, muchos no serían pobres. Muchas veces, algunos libertarios caen en el error de pensar que el estado roba principalmente a los ricos, cuando lo cierto es que esta afirmación es altamente discutible, puesto que la acción dañina del estado no se puede calcular haciendo una mera cuenta monetaria. A mucha gente lo que le roba el estado criminal no es otra cosa que sus oportunidades de prosperar en esta vida. Estamos muy lejos de vivir en un mercado libre, donde se premie el esfuerzo y el trabajo honesto en beneficio de los consumidores. En esta cleptocracia se premia el chanchullismo, el amiguismo y en definitiva la infamia en un mercado blanco cartelizado hasta la nausea.

Para continuar, los policias no tienen derecho a violar los derechos de propiedad de estas personas, expulsandolas de los lugares que no siendo propiedad legitima de nadie, estos han transformado y ocupado, en base al principio libertario de ocupación original (axioma central en el libertarianismo). Se alega que estan en "propiedad pública", un absurdo que únicamente significa que se trata de algo de lo que el estado se ha apropiado indebidamente.

Esta mañana he escuchado una noticia que me ha indignado profundamente, un mendigo ha sido condenado a pasar un año en una cárcel estatal, por haber robado una miserable media barra de pan, para poder comer.

Entiendaseme bien, no sere yo el que disculpe un crimen en base a la necesidad, como si la necesidad de uno diera derecho sobre algo que otro sudo para conseguir. No, cuando digo que me parece indignante el trato que le van a dar a este pequeño ladronzuelo continuo haciendolo en base a los mismos principios objetivos de Justicia.

Es evidente que robar es una invasión de la propiedad ajena, pero el castigo que uno ha de afrontar por agredir a la propiedad de otro debe de ser proporcional, so pena de extralimitación y por tanto invasión de los derechos de propiedad del otro.

Cada vez estoy más convencido de la incompatibilidad de la institución penitenciaria con el libertarismo. Al indigente debería de habersele impuesto una restitución proporcional de tipo monetario (o un acuerdo con la victima que lo compensara), pero no dictaminar su secuestro durante 12 meses.

El ladronzuelo no acudió al juicio (lo mismo que la victima), espero que consiga escapar de sus secuestradores, ya que, es infinitamente peor lo que pretenden hacer con él, que robar una baguette, por mucho que forcejeara con su propietaria (cosa que obviamente no disculpo). Y más si tenemos en cuenta el agravio comparativo con respecto a los ladrones que actuan con impunidad desde sus poltronas a sueldo del pagador de impuestos.

Supongo que los iuspositivistas estaran orgullosos. "La ley es la ley", decía el tirano.

Bajo un gobierno que encarcela a cualquiera injustamente, el verdadero lugar del hombre justo está también en la cárcel”. [...]“la única casa en un estado de esclavos en la que un hombre libre puede residir con honor Henry David Thoreau

martes, febrero 24, 2009

Comics: Civil War

Nunca he sido especialmente aficionado a los comics, pero ultimamente estoy descubriendo algunas joyas que han avivado mi interes por los mismos.

Hoy traigo a colación un crossover, o más bien un evento especial que repercute practicamente en toda la línea de la empresa Marvel, que se publico en EEUU entre 2006 y 2007. Civil War nos relata una historia mucho más compleja que el tipico comic donde los buenos y los malos se estereotipan hasta la saciedad. Hablamos de una acerada critica social a la deriba liberticida en una América dispuesta a sacrificar libertad por ilusión de seguridad.

La historia de Civil War arranca con un cumulo de sucesos que irrumpen como un tornado en el universo de heroes de Marvel, destruyendo alianzas, dividiendo a las familias y amigos, y en definitiva difuminando las percepciones de los protagonistas sobre quienes son los aliados y quienes los enemigos. Todo comienza cuando un grupo de super-heroes de bajo nivel intenta detener a un villano llamado Nitro, mientras graban todo en plan reality show, cuando el malvado ocasiona una explosión que arrasa media ciudad, matando a cientos de inocentes, incluidos los niños de un colegio cercano. Ante el tamaño de la masacre, la opinión publica americana carga contra el descontrol de las actividades heroicas, exigiendo que alguien regule las mismas. El gobierno reacciona promulgando la obligatoriedad del registro de personas con habilidades especiales, con todo el riesgo que esto puede suponer para personas que operan debajo de una mascara para defender a sus seres queridos, e imponiendo el reclutamiento forzoso de tales individuos para su agencia S.H.I.E.L.D, pasando a estar bajo nomina y ordenes del gobierno federal. Todos aquellos que se niegen a esto, seran apresados y conducidos a una prisión en la zona negativa de por vida (en esta especie de dimensión, al no estar en suelo americano, los detenidos pierden sus derechos civiles).

El acta del registro forzoso divide a los heroes y villanos de Marvel entre aquellos que ven esta exigencia como algo razonable, en pos de la seguridad de los ciudadanos americanos, mientras que la otra mitad pasa a la lucha clandestina en defensa de sus libertades. Los pro-gubernamentales, encabezados por Tony Stark, magnate corporativo cuya identidad pública es Ironman, se encuadran en S.H.I.E.L.D y se disponen a cazar a sus antiguos compañeros, dado que "la ley es la ley", dicen ellos. En su contra, los rebeldes se arremolinan ante el liderazgo del Cápitan América, representación de los valores de libertad americanos, ya casi olvidados por los crimenes de un gobierno cada vez más totalitario. La verdad es que esta historia, ha cambiado la idea que tenia de este personaje, al que yo veia como el simbolo del nazionalismo neoconservador americano, pero que lejos de ello, va evolucionando al ir quitandose vendas de los ojos con respecto al gobierno. No soy ningún experto, pero creo que esta evolución, que culmina en Civil War, empezo cuando "el capi" descubre en una historia preliminar que el presidente de los EEUU es en realidad el jefe en la sombra de los criminales que estaba persiguiendo por aquel entonces.












Inevitablemente se produce la lucha entre hermanos, una autentica guerra civil entre personas con poderes especiales.

Aún no he terminado con Civil War, debido al volumen del material en cuestión, y a que estoy disfrutandola con calma, así que por favor, los que ya sabeis todos los detalles, cuidaros de avisar de spoilers. Y quienes es la primera vez que ois hablar de la misma, dadle una oportunidad, es una historia mucho más adulta, y con unos personajes con sus distintas motivaciones mucho más creibles de lo que acostumbra a ser el material sobre superheroes.

Aquí os dejo algunas viñetas con espíritu libertario:
Para descargar los volumenes en español, solo teneis que ir a este enlace del blog "Comics Virtuales."

Para poder ver los comics de una forma optima bajaros este programa: CDisplay

Advertencia de Spoiler en este remix de imágenes de Civil War:

viernes, febrero 20, 2009

La historia está escrita por los idiotas


Esta es una pequeña traducción de un post de Fracois Tremblay sobre la historia, nuestra percepción de la misma y las manipulaciones a las que somos sometidos por la clase explotadora estatista. En mi opinión, por eso son tan importantes tanto adquirir una actitud esceptica ante la "verdad" que nos muestran, como la labor de los historiadores libertarios revisionistas.

Si alguien encuentra algún fallo, por favor, que me lo haga saber para correguirlo.

Un placer volver a aparecer por aquí, se intentara hacerlo con mayor asiduidad.

La historia está escrita por los idiotas
por Fracois Tremblay

El concepto de la historia es muy curioso, ya que, en su mayor parte, concierne de cosas que no existen en la actualidad, es decir, los acontecimientos del pasado. Y lo mismo es cierto acerca de nuestras expectativas sobre el futuro. Sólo podemos hablar de verdad sobre el pasado y el futuro como las proyecciones causales del presente. Cuando decimos, por ejemplo, que la 2 ª Guerra Mundial se inició en 1939, decimos esto porque estamos tomando las pruebas existentes acerca de estos eventos (los registros oficiales, memorias, fotografías, etc) y extrayendo de todo esto un calendario de eventos, lo que no representa nada más que una concreción de la relación causal entre las pruebas y las proyecciones de los acontecimientos.

En ese sentido, nuestro concepto del pasado es una gran ilusión, tanto como nuestro concepto del futuro. Esto no quiere decir, por supuesto, en que no crea que los acontecimientos hayan ocurrió en realidad, sino que nuestra percepción actual de ellos está muy alejada de los eventos mismos. Así que esta es la razón, en el caso de la historia, por la que existe una gran cantidad de margen de maniobra para delirios, ilusiones, mentiras y fraudes que se insinúan en esa brecha entre la realidad y el conocimiento. La idea de un pasado corregido, es probablemente un engaño del cerebro.

Pero lo mismo puede decirse acerca del presente. No tenemos acceso inmediato a los acontecimientos que están ocurriendo en todo el mundo. Nosotros confiamos en lo que otras personas nos dicen, y estas cadenas de suministro también pueden convertirse en objetivo de la cooptación. Así que, de hecho, somos muy, muy vulnerables respecto a las personas que controlan lo que aprendemos sobre el pasado y el presente, simplemente porque tenemos muy pocos medios para verificarlo de forma independiente.

Ahora piensa en esto. ¿De dónde sacas tus ideas sobre el pasado? Podemos imaginar cosas cuando pensamos en tal o cual época, ¿De dónde vienen estas imágenes? Pensemos, por ejemplo, en el "Salvaje Oeste". La mayoría de nuestras ideas acerca de ese período provienen de las películas. De hecho, la mayoría de las cosas que pensamos son “marcas registradas” del "Salvaje Oeste", fueron inventadas por la gente del cine y realmente no tienen nada que ver con los hábitos o acontecimientos de ese periodo. Todo tipo de detalles (como los sombreros de cowboy) de la gran pantalla nos han dado la imagen del "Salvaje Oeste" como un lugar salvaje y violento. Por supuesto, esta imagen sirve a los propósitos de la clase dominante de asociar la libertad y la anarquía con la violencia.


Otra fuente de conocimientos acerca de la historia es la escolarización. Mucho de lo que se enseña acerca de la historia es una mentira, y un montón de cosas vitales para enseñar de la historia simplemente se omiten. Además, la totalidad del enfoque de la enseñanza de la historia es la enseñanza de una línea de tiempo, no la enseñanza de los principios por los que las cosas suceden o los principios por los que se mueve la gente sobre la que supuestamente se quiere aprender. Ellos no tienen ningún interés en la enseñanza de la historia mediante la aplicación de los principios en la creación de bloques, la forma en que sería enseñada una lengua, un arte o una ciencia. Para enseñar la historia de tal manera de principio sería necesario enseñar sobre la libertad y la explotación, que son temas tabú en un sistema que se basa en la explotación en cada paso del camino.

Por último, la forma de explicar la historia en sí pone el énfasis en las figuras individuales (especialmente las figuras de la clase dominante) y las motivaciones individuales. De hecho, la historia está dominada por las acciones de las personas que componen amplios movimientos de clase e ideológicos, y los principios que mueven estas acciones. Pero es un triste atributo de la raza humana el recurrir a narraciones y descripciones que son más interesantes cuando se trata de individuos aislados con los que podemos identificarnos. Al final, todo esto crea esa visión maniquea del mundo que ya he discutido antes. Nos fijamos tanto en los árboles que no nos damos cuenta de que el bosque existe.

Esto también inculca a las personas la creencia de que ellos no pueden cambiar nada, que el cambio viene de algún determinismo exterior que debe seguir servilmente. Si la historia es hecha por las personas con poder, entonces las masas impotentes, por lo tanto, deben participar en el sistema y tratar de volver el timón de la nave (N. del T. he adaptado esta expresión). Esta debe ser nuestra única esperanza de salvación. Las creencias en un Mesías o un Dios expiador de nuestros pecados, también participan en ese sentimiento de impotencia.

¿De donde tomamos nuestras ideas sobre el presente? La gente toma sus ideas, principalmente de las noticias y programas de televisión. La manipulación de la opinión pública por los medios de comunicación para servir a los intereses de la clase dominante es un tema en sí mismo: Noam Chomsky casi lo ha convertido en su tema político. A través de la semántica, la selección y la planificación de la mentira, la televisión nos presenta una visión del mundo que refuerza nuestra creencia en la necesidad de la ley y el orden, en un mundo que es cada vez mejor gracias a la política y el progreso tecnológico, y asegura a las personas por omisión de cuidado todos los hechos que van en contra de la ideología dominante.

Podemos identificar tres grandes zonas de las que nuestras ideas sobre el mundo, fuera de nuestro pequeño campo de observación, son derivadas: la primera es de nuestros padres cuando somos niños, la segunda nuestra educación, y la tercera lo que nos ofrecen los medios de comunicación (es obvio que también lo son cosas como las opiniones de nuestros amigos, pero también están derivadas de igual forma). De estos, la educación y los medios de comunicación ocupan el mayor espacio de la mente. Nuestra educación para los hijos influye en nuestra base de creencias sobre nuestra vida y la de otros, pero no suele llenar nuestro espacio mental (salvo para fijar objetivos en la vida como ser "exitoso", o casarse).

Ahora, el sistema educativo y los medios de comunicación, dependen en gran medida de los gobiernos y el capitalismo (N. del T. en la acepción libertaria de régimen de privilegio, lo que conoceríamos como empresas pro-estatistas o capitalismo corporativo de estado), por ello, evidentemente, no va a decirle a la gente la verdad sobre el sistema capitalista-democrático bajo el que viven actualmente. El sistema educativo, por ser una jerarquía coercitiva, ciertamente no puede producir individuos libres. Los medios de comunicación, al menos la parte que está controlado por grandes corporaciones y dependientes de la élite del poder para las fuentes de sus noticias, la aprobación y la financiación, no pueden decirle a la gente la verdad sobre el estado actual de nuestras libertades.

De hecho, se adoctrina a las personas para creer en todo lo contrario. Han hecho creer a las personas que vivimos en una sociedad libre y sin clases, que la democracia y las guerras se justifican por “la libertad”, que la policía está ahí para protegernos, que "la economía" sirve a nuestros intereses, que sin autoridad no puede haber unidad de propósito, que la cohesión del grupo es más importante que los valores, y así sucesivamente. Jerarquías que se hacen tan omnipresentes que no podemos imaginar la vida sin ellas.

Lo que es más importante, nos dicen lo que los acontecimientos actuales son importantes, y que hay que pensar en ellos. No de manera directa, la mayor parte del tiempo (a menos que escuchemos a los "expertos" o "demagogos"), sino a través de la selección de los 1. lo que se muestra, 2. la forma en que se describe y 3. lo que se omite. Como ha mostrado Chomsky, el resultado final es la fabricación de consentimiento en relación con cualquier política que se ponga sobre la mesa, desde un nuevo proyecto de ley municipal a una nueva guerra.

No podemos hablar sólo de la "fabricación del consentimiento", sino de todo un mundo fabricado. Pero esta es una realidad fáctica, como hemos visto. No importa cual sea el sistema en que vivamos, los límites de la percepción individual y los conocimientos son intrínsecos. El problema es, ¿cuánto controlamos las fuentes de este contenido?

Por esta razón, los anarquistas debemos ser muy cuidadosos en la selección de los medios de comunicación. La televisión, por ejemplo, es una oligarquía de mentirosos que no tienen ningún interés en decirnos la verdad y tienen muchas razones para mentirnos. Incluso un individuo suspicaz puede ser adoctrinado viendo televisión, ya que el adoctrinamiento es a menudo sutil.