miércoles, julio 09, 2008

Gracias a que las Pringles no son patatas, el estado británico robará un poco menos

Ante una buena jugada de la empresa Procter&Gamble, el Tribunal Supremo británico ha determinado que los snacks que se caracterizan por venir en unos curiosos tubos, "no son en realidad patatas, dado que tiene una forma artificial y que contiene menos del 50% del que debería ser su principal componente, la patata".

P&G recurrió una decisión anterior del VAT and Duties Tribunal (Tribunal del IVA y otros impuestos), por la cual "era un producto de patata frita". P&G alego que su producto no tenía la forma regular de las tradicionales patatas fritas, ni su "color uniforme", las Pringles se "deshacen en la boca", eran las únicas compuestas por harinas y están empaquetadas en envases con forma de tubo. Según la empresa "las Pringles parecen más un pastel o una galleta porque son fabricadas a partir de masa".

¿A que viene esta polémica tan estúpida? La razón de fondo es que el gobierno obliga a pagar un VAT (IVA) del 17,5% a los "producto fabricado a partir de patata".

Como las Pringles solo tienen un
42% de contenido de patata, "la empresa Procter&Gamble (P&G) ahorrará millones de libras, lo que supondrá que los consumidores de este aperitivo de 'no patata' pagarán menos por el producto". "Lo sentimos" por Alfredo y sus medidas.

Esta noticia me lleva a reflexionar sobre la hipocresía y el sin sentido de los gobiernos que por un lado pretenden ser los guardianes de la salud ajena, pero que por otro distorsionan el funcionamiento del mercado, favoreciendo como consecuencia no prevista de su sistema de robo sistemático, productos que son peores para la salud que otros competidores. Por supuesto me parece estupendo que P&G se puedan beneficiar de esto, simplemente señalo el hecho de que se quiera o no se estará incentivando hacer snacks con menor contenido de patata, lo cual es perfectamente legitimo, pero no es algo enteramente libre sino condicionado por la agresión estatal.

Una razón más para cuestionar la supuesta necesidad de un monopolio criminal para velar por la salud de sus súbditos. Para los criminales del estado la pela es la pela, no lo olviden.

2 comentarios:

Mr. Hyde dijo...

Líbrenos el Señor de los guardianes de la salud, que todo lo tasan , lo miden, lo cobran...
El camino al infierno está empedrado de buenas intenciones.

Saludos.

Alfredo dijo...

"la empresa Procter&Gamble (P&G) ahorrará millones de libras, lo que supondrá que los consumidores de este aperitivo de 'no patata' pagarán menos por el producto".

Bueno tampoco es muy grave el asunto: podrían subir el alcohol y el tabaco al doble (en cuanto IVA) para bajar el consumo (no porque el alcohol y el tabaco sean tan malos y se necesita la protección del Estado sino para disuadir el consumo y los gastos y así obligar a tomar medidas de austeridad).

El objetivo que tenía en mente cuando escribí lo de las "medidas" era poder llegar sea como sea a una inflación cero o incluso negativa.