domingo, marzo 30, 2008

I Congreso Ec. Austriaca: Agorismo en Santiago

Como tuve la oportunidad de asistir, gracias al Instituto Juan de Mariana, al I Congreso de Economía Austriaca de Santiago de Compostela -Evento que tiene la intención de consolidarse como el mayor acontecimiento libertario del norte de España, o de las Españas como diría Huerta de Soto con razón, así que el año próximo no hay excusa- pude hablar con algunos de los grandes académicos austriacos de estos lares y plantearles muy brevemente (demasiado escueto y a grandes rasgos) la teoría agorista, y más concretamente la vía de la contraeconomía.


Lo cierto, es que creo que el tema no esta aún cerrado, si no que más bien es un debate aún virgen en muchos aspectos. Tanto las críticas como los apoyos solo han logrado animarme más aún en la difusión del Agorismo como variante práctica del libertarianismo opuesta al parlamentarismo supuestamente efectivo y "menos agresivo".

Juan Ramón Rallo: Básicamente, el debate fue una charla informal, eso si inmensamente gratificante, así que reproduciré una única reflexión muy interesante. Rallo tiene algunos buenos argumentos, ¿es realmente la responsabilidad limitada de algunas empresas una contradicción de aquella máxima clásica del Derecho recogida sabiamente por Lysander Spooner de vivir honestamente (honeste vivere), pagando las deudas a aquellos a los que les debemos algo -como creo yo- o es meramente una cláusula contractual que a nadie se le obliga a aceptar? Creo que hay que abordar este problema desde dos puntos, en primer lugar la teoría contractual libertariana, que a pesar de algunas opiniones minoritarias que se han publicitado por los neocon/jacobinos de red liberal para desprestigiar al anarcocapitalismo, no permite cesiones contractuales de la propia voluntad, esto hace radicalmente nulo cualquier "contrato de esclavitud". ¿Sería esta negación de ese principio de vivir honestamente pagando lo debido - requisito para que se preserve la paz social y los derechos de propiedad ajenos- causa de nulidad?.

En segundo lugar desde otra perspectiva, ¿favorece de alguna forma la legislación e intervención estatal en este ámbito de la creación de sujetos irresponsables en cierta medida - o lo que es lo mismo perjudica a aquellas otras empresas o emprendedores que si que responden con todos sus bienes por sus acciones - en mayor medida que una cláusula contractual en este sentido en un verdadero entorno de libre mercado (esto es, anarquista)?


Profesor Miguel Anxo Bastos Boubeta: El profesor Bastos es un autentico grande, quienes tengan la suerte de conocerlo me darán la razón invariablemente. Una de sus hazañas es la factoría de libertarianos que ha formado con sus clases. Tuve la oportunidad de salir de copas con algunos de estos (y estas) alumnos del profesor, gente de lo mejor, tenéis que visitar Santiago y conocerlos en persona.

Pude hablar unos minutos con Bastos en los que me dijo si yo era el ¿Red? Libertarian de Red Liberal. Yo le respondí, visiblemente contento por que leyera este blog, que de red nada, left libertarian. Dijo que los agoristas teníamos muchas cosas buenas, y me recomendó un artículo sobre economía sumergida.

Profesor Jesús Huerta de Soto: En un momento en que estábamos paseando por la ciudad de Santiago camino al restaurante donde nos juntamos todos para cenar la última noche (todo un gratificante espectáculo de brindis y compañerismo), el azar quiso que me encontrara a solas con Huerta de Soto, en cierta forma separados del grupo principal. Aproveche este momento para plantearle la viabilidad y conveniencia de practicar la contraeconomía como estrategia anarquista. Su respuesta fue básicamente que había que pelear en todos los frentes, que había que tener mucho cuidado porque la ley puede arruinarle la vida a uno y que en la práctica la contraeconomía era algo para aquellos que quisieran ser héroes.
Por otra parte, me gustaría adelantar a los agoristas que María Blanco me ha propuesto que presentemos la traducción del manifiesto de Konkin en el Instituto Juan de Mariana un viernes de tarde (y ahora que por fin el Juande cuenta con una buena cámara como Dios manda, los agoristas de las otras españas podréis verlo al menos, aunque ciertamente nos gustaría encontrarnos todos en persona, un océano nos lo impide)

Salud y desobediencia!!! A3!!!

8 comentarios:

wg dijo...

Oye, ¿realmente entraste a las conferencias? Porque veo que hablas más de lo que estuvieron diciendo en el bar :=)

¿Cómo va lo de Konkin? Yo no he empezado. ¿Está fácil?

Mary White dijo...

¿¿Que no has empezadooooo??
Bueno... pues Stewie me ha asegurado que para mediados de abril está,tu verás cómo lo haces :))

Zack Emerson Tucker dijo...

He tenido la mala pata de poder asistir por motivos personales pero espero asistir en el próximo evento, asi que Stewie podemos quedar en Santiago asi de paso nos conocemos y tal...

Un saludo y Anarquía de Mercado!

Fabricio Tedel dijo...

Oigan es mi impresión o los europeos se asustan con la palabra "evadir", acá es un deporte, el Estado o tú. Al menos el mercado gris es común.

Como bien establecen los agoristas originales, la contraeconomía a escala, mercenarios y contrabandistas a gran escala, son los escenarios de abolición del Estado no los corrientes.

Los corrientes son los grises, conste que en los 80 el mismo Konkin tenía una fundación agorista en un departamente de oficinas, y se financiaba con donaciones deducibles de impuestos.

La misma educación en el hogar sería una forma de contraeconomía por ejemplo, a lo que voy es, matizar lo dicho por Huerta: todos los frentes son buenos, siempre que están basados primariamente en la educación y la acción directa no-agresiva (económica, tecnológica, asociativa, etc.).

El parlamentarismo, pues lo entendería solo de dos formas:
1-Directo a la desmantelación del Estado, o instaurando el derecho de los anarquistas a la secesión.
2-Como estrategia personal de un anarquista que quiera ser lider político para ampliar libertades de forma revolucionaria, pero siempre que no pretenda convertir su interés político en ideología.

Fabricio Tedel dijo...

Aunque por costo-beneficio, aparte por paz con uno mismo, creo que lo invertido en campañas y eso, serviría más para conferencias, escuelas, sitios web, marcas "ideológicas", etc.

Anónimo dijo...

¿Que tal el congreso de moderados?
Yo iria mas lejos.
Boicot social a todos los colaboracionistas.
Boicot a todos los que alimenten a la bestia.

redacción dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
redacción dijo...

Gracias por contarnos tus vivencias en el Congreso y de relatarnos brevemente algunas de las conferencias.

Y ya de paso, se agradece el banner que has hecho pidiendo que nos incluyan en Red Liberal (cosa que está pedida, pero ya se sabe: las cosas de palacio, van despacio :)

Un saludo!

anarcoliberales.com