martes, septiembre 30, 2008

Alongside Night: ¿Nuestro futuro?

Nos recuerda Brad Spangler la novela de ciencia ficción agorista "Alongside Night", a la que desgraciadamente aún no la he incado el diente, a pesar de sonarme muy bien su argumento. Según Spangler, "esta novela predice la actual crisis con 3 décadas de antelación". Si alguien tiene una copia, que me lo haga saber.

"El gobierno federal está agotado por falta de dinero en el presupuesto, y el dinero oficial no respaldado genera una crisis inflacionaria. Los extranjeros están comprando todo en los Estados Unidos mientras que los europeos, ahora unidos bajo el patrón oro, gozan más de la caída de que alguna vez fue una gran nación. Las personas sin hogar y las pandillas juveniles deambulan por las calles de Nueva York. El dinero carece de valor, los mercados colapsan, y las empresas caen. Los contrabandistas utilizan la última tecnología de codificación de computadoras para manejar audaces empresas que el gobierno es impotente para detener, incluso con el control totalitario de las noticias y de la comunicación privada y con la prohibición de usar dinero extranjero".

"Y atrapados en el medio de todo eso están un brillante joven de 17 años, hijo de un desaparecido economista premio Nobel, su mejor amigo de la escuela, cuyo tío fue en su día un guerrillero, y la bella pero misteriosa Lorimer, una chica de 17 años de edad que conoce en un subterráneo secreto y que lleva una pistola con un silenciador".

"Eliot es enviado por su padre a recoger algunas monedas de oro que habían sido almacenadas en un lugar seguro, para su uso como moneda fuerte durante el destino de escape de la familia. Sin embargo, a su regreso Eliot encuentra desaparecida a su familia. Poco después, agentes del FBI entran en la casa en busca de Eliot que consigue escapar".

"El escape de Eliot lo lleva al contacto con el Cadre Revolucionario Agorista, una organización que trama la caída del gobierno de los EE.UU. a través de la contraeconomía. El grupo ha crecido fuertemente a través de sus años de existencia, tiene su propia milicia y una amplia red subterránea. Eliot se suma a la ayuda del Cadre. Esta milicia privada de mercenarios brinda protección a un vasto mercado negro, y es dirigida por Green Beret y sus compañeros ex-CIA, batallan contra un FBI dirigido por un despiadado director que chantajea al presidente con un viejo escándalo, y pone a los radicales en una cárcel secreta, en un desesperado intento para mantener el poder".

"A medida que la novela avanza, la estabilidad del gobierno se debilita aún más, e implementa controles más estrictos sobre la comunicación, los viajes y el comercio, sin embargo no puede evitar un colapso total, por lo que el sector privado (sindicatos, individuos, gremios empresariales y muchos otros) toma el control de la antigua infraestructura".