miércoles, agosto 22, 2007

SOBRE LA IMPOSIBILIDAD DEL ANARCOCAPITALISMO ( RESPUESTA A DRAGONMAPUCHE) Parte 1ª

Dragonmapuche me ha dejado un recado en su blog expresando sus dudas sobre la viabilidad del anarcocapitalismo. A pesar de estar todavía dando mis primeros pasos intelectuales en el campo vamos a intentar responderla de la mejor forma posible. Pido perdón de antemano por los probables errores que pueda incluir este post (y que estaré encantado de que me indiquéis en los comentarios al mismo).

En esta primera parte voy a intentar rebatir, a mi manera, los puntos 1º y 2º de Dradonmapuche. Aquí no se ataca una imposibilidad real del capitalismo libertario, en tanto organización social, sino que se cuestiona la posibilidad de su implantación práctica en un entorno internacional estatal. Este argumento podría resumirse tal que así: vale aceptemos que los estados son agentes criminales y agresivos, y como tales intentaran extender su dominio de forma imperialista por cualquier punto del globo que no este sometido a la autoridad de otro estado. Esto es cierto, pero este análisis obvia algunos elementos.

En primer lugar ¿por que presuponemos que la caída de un Estado se producirá de una forma uniforme? Cojamos un Estado X, X es el único oferente de seguridad, justicia, defensa, de determinados seguros (Así como de un sin fin de servicios supuestamente sociales); es decir X tiene un monopolio en ese territorio sobre esos servicios. Debido a su propia naturaleza, X no puede designar eficientemente los recursos disponibles, al carecer de precios de mercado que puedan orientarle. Hay gente que se da cuenta de estas ineficiencias y percibe una oportunidad de ganar dinero ofreciendo un servicio que se adapte mejor a las necesidades de los demandantes y lo hace, atrayendo a los consumidores a su puerta. Cada vez más personas acuden al arbitraje privado en lugar de a los tribunales del Estado debido a la lentitud e ineficiencia de la justicia estatal, casualmente la gente vuelve a acudir a la justicia impartida por los “sabedores de Derecho” como ya ocurrió en la España Altomedieval. Cada vez más personas contratan servicios de seguridad privados para sus casas y negocios ante la indefensión a la que el Estado X las expone. Además cada vez más gente accede al uso responsable de un arma para su autodefensa, en lugar de confiarla a un oferente monopolístico y por tanto ciego e ineficaz por naturaleza. Cada vez más gente opta por una educación o una sanidad privadas. Si este proceso continua puede darse el caso de que, por obra de la competencia y de las decisiones de los consumidores, los servicios estatales sean desprestigiados y bordeados por otros oferentes privados (incluso si estos operan en el mercado negro). Creo que hasta aquí los ancaps y los minarquistas estamos de acuerdo.

Pero, podrás decir, existen determinadas competencias que el Estado, por su propia naturaleza, no va a consentir que salgan de sus manos, estos son la capacidad de imponer tributos a sus súbditos, la predominancia de la fuerza militar estatal sobre cualquier otro agente privado y el monopolio del marco normativo, al menos general del ordenamiento jurídico. Y aquí es donde los ancaps nos apartamos del resto de libertarianos. Estas competencias no pueden ser defendidas por los partidarios del Estado mínimo como modelo ideal de organización social sin caer en contradicción con el principio ético de no agresión o iniciación de la violencia que proclama el libertarianismo, y con los principios del libre mercado. Si una empresa Y quisiera ofrecer servicios de protección de forma competitiva con el Estado X, a este Estado se le presentaría esta disyuntiva: puede permitir que esto ocurra y que los consumidores que lo deseen puedan contratar con la agencia de seguridad Y (con lo cual ya estaríamos en un escenario anarcocapitalista de facto), o puede emplear la violencia para impedirlo. Si opta por la segunda opción, la iniciación del uso de la violencia este estado esta agrediendo a dichas personas que decidieron contratar en base a la autonomía de su voluntad y a sus derechos de propiedad un servicio de seguridad distinto al suyo.

Aquí la única forma de acabar con esta relación de dominación es mediante el cambio revolucionario en sentido libertario. El Estado nunca permitiría su propio desmantelamiento total y por tanto este solo ocurrirá mediante un ejercicio final de la violencia defensiva de los ciudadanos contra la agresión sistemática del Estado. Esta revolución libertaria puede ser de varias formas, por ejemplo la rebelión fiscal respaldada por una gran masa critica de ciudadanos concienciados con los principios libertarios, organizados y armados. En nuestro supuesto, esa masa ciudadana que quiere defender su derecho natural a la libre contratación con otra empresa de seguridad Y o Z (concienciada de la necesidad de la defensa del mismo gracias a una amplia expansión en la sociedad de las ideas libertarias), decide de forma organizada no centralizada ni física, y por tanto mucho más difícil de impedir o desarticular (gracias a la revolución de los medios de comunicación que solo estamos empezando a vislumbrar con la actual Internet) boicotear y negar el pago de impuestos y defenderse de los intentos de cobro a través la fuerza del Estado mediante una población armada. Si el Estado permite que esta situación se perpetué simplemente dejara de existir como Estado y se convertirá en la agencia de seguridad X, en competencia con Y y Z, y la competencia entre agencias hará que acabe desapareciendo o adaptándose a los gustos y necesidades de los consumidores (antes súbditos). Si por el contrario se decide a imponerse a la sociedad mediante el uso de la fuerza, la mascara de legitimidad del monopolio caerá incluso para las personas más incrédulas hacia el credo libertario, el Estado mostrara su verdadera naturaleza y la revolución libertaria se producirá en defensa de la sociedad contra estos abusos estatales. Tenemos que tener claro que la fuerza en la disyuntiva Estado-sociedad en último extremo esta en manos de la sociedad (y más si esta dispone de armas para su autodefensa responsable), el Estado (y la minoría dirigente) solo se sostiene por la aceptación de sus súbditos. El dominio de unos pocos sobre muchos solo puede basarse en la opinión, en una razón legitimadora de ese dominio que han interiorizado los dominados.

¿Y que pasa con los ejércitos y la policía del Estado? También ellos son hijos, padres, maridos o hermanos del resto, son parte de la sociedad, si se produjese una insurrección en estos términos estrictamente defensivos y de una forma más o menos generalizada, ¿es tan impensable que las deserciones y los cambios de bando hacia los revolucionarios libertarios se generalizarían antes que los ataques a sus propias familias y convecinos? (en mayor medida si hablamos de unos estados cada vez más pequeños territorialmente hablando y si ha existido una implantación de los principios de la libertad dentro de esos mismos cuerpos estatales)

Una vez producida la revolución capitalista/libertaria en el antiguo ámbito de monopolio y dominio de un Estado. ¿Como se defenderían de los ataques del resto de Estados? ¿Como podría perpetuarse una nación libertaria en el maremagnum estatal internacional?

Primero cabría destacar que las personas cuando defienden sus propiedades (al defender su propia libertad, su propio trabajo personal y a sus seres queridos) son más viscerales en la defensa que cuando defienden algo que es del Gobierno. Habría defensores con un interés propio mucho mayor y armados para reprimir cualquier ataque. Una población armada implica guerra de guerrilla y la imposibilidad de conocer la identidad de los enemigos a la hora de invadir un territorio.

Segundo un régimen de libre mercado sin excepciones facilitaría la aparición de organismos y sistemas defensivos para contrarrestar las invasiones de los Estados. La iniciativa empresarial libre de las cortapisas estatales buscaría todo tipo de soluciones imaginativas tales como nuevos modelos armamentísticos, nuevos modelos de organización del sistema defensivo...

Tercero, un lugar en el cual sus habitantes no tuvieran que mantener el lastre estatal, sería un lugar que atraería a infinidad de inmigrantes de todo el mundo, lo que implicaría multitud de habitantes de los Estados posibles opresores no interesados en una intervención militar contra las tierras anarquistas.

Cuarto, un entorno sin gobierno ni banca central podría ser un osáis para multitud de personajes ricos y poderosos de todo el mundo (incluidos los gobernantes extranjeros), lo cual podría forzar políticas exteriores de neutralidad hacia ese territorio como ocurrió con Suiza en la Guerra Mundial.

Quinto, el futuro movimiento libertario, a pesar de solo haber triunfado en un solo territorio tendrá, gracias a los cada vez mejores medios de comunicación no centralizados como Internet, una extensión global. Los distintos grupos libertarios en el extranjero también presionarían en contra de las agresiones imperialistas contra la nación libertaria.

Sexto, ¿Por que unos y otros (ancaps y no ancaps) asumen que una revolución de este tipo no podría extenderse por medio de empresas especializadas a otros países? El principio de no intervención en política exterior que defienden los libertarios solo es valido para una organización estatal no voluntaria, pero una intervención costeada privadamente si que sería legitima con tal de que no dañase (sin justa indemnización en sentido libertario) las propiedades ajenas. ¿Acaso esto no es una contradicción? No, porque según la teoría de la apropiación original de la propiedad de Rothbard, las posesiones estatales en cuanto ilegitimas (por haber sido fruto de una agresión anterior), y siempre y cuando no se pueda localizar al propietario expropiado (que a causa de la naturaleza de la propias expropiaciones estatales será casi siempre), se encuentran en situación de cosas no poseídas y apropiables. ¿Es tan descabellado pensar en compañías especializadas en arrebatar posesiones injustas a los estados en nombre y bajo pago de colonos, tanto de la nación libertaria como de los propios estados extendiendo de esta forma la revolución? En este caso, en el que los costes de la guerra están interiorizados por los interesados y la causa es justa el principio de no intervención en el extranjero de los libertarios no debería operar en pos de la coherencia. En numerosas ocasiones en la historia se produce un cambio revolucionarios en un solo país y esta nueva concepción se extiende como la pólvora a otros países más poderosos militarmente.

Creo que ya va implícito en el post, pero por si acaso me gustaría resaltar la importancia de tres elementos, a mi juicio fundamentales para que este análisis que yo hago no sea ciencia ficción en un futuro, el primero es la concienciación libertaria de las personas, hacer que cada vez más gente abra los ojos a la naturaleza real del Estado, sin esto todo lo demás es imposible. De ahí la importancia de la existencia de organismos, estudios, conferencias, cursos, publicaciones, comics, música... en definitiva de la creación y desarrollo de una cultura libertaria que convenza a la sociedad.

En segundo lugar resaltaría la importancia de la organización descentralizada, por ello es tan fundamental la defensa de las libertades en Internet y en el uso de las nuevas tecnologías, que deben permanecer fuera del ámbito del control estatal.

Por último es fundamental la existencia de una población armada como expresión de su madurez política y por ello debemos defender con ahínco el legitimo derecho a portar armas para su uso responsable y defensivo.

13 comentarios:

snipfer dijo...

Donde la teoría anarcocapitalista vuestra falla es cuando defendéis la no monopolización de los sistemas judiciales. Donde nosotros ponemos ley –ya sea consuetudinaria o escrita, aunque preferentemente la primera– vosotros establecéis los arbitrajes por individuos acordados por ambas partes.

Esto además de que se lleva por delante la única igualdad posible entre individuos, la igualdad ante la ley, niega la evidencia de que en cualquier entorno en el que los individuos se interrelacionen, tiene que haber un código universal de conducta. Dicha ley debe ser mínima y a grandes rasgos defender la propiedad, la vida y la libertad de los individuos, pero lo más importante es que sea universal y simétrica, independientemente del alcance que tenga.

Pensar que la justicia y la seguridad deban ser algo que la gente se busque por medio de libres intercambios es sencillamente aberrante y feudal.

Aunque este concepto no es para nada sorprendente debido a que el anarcocapitalismo es una paja mental de Lysander Spooner, cabreado con el mundo porque unos burócratas concretos le robaron y Rothbard, un economista pasado de rosca que confunde política con economía.

DOMOVILU dijo...

"O.K., Asociación Nacional del Rifle: Ahora, vedlo desde NUESTRO lado!"
Esta historia es más vieja que Matusalén: una sociedad armada conducirá a la violencia y el gangsterismo generalizados (eso sí: no habrá Estado que la sobreviva, si la cosa es sostenida).

Stewie Griffin dijo...

Los sistemas judiciales funcionarian infinitamnete mejor si funcionaran de forma privada y en competencia.

La igualdad ante la ley en un estado es imposible, puesto que la propia naturaleza del Estado implica un trato diferente ante el Derecho para él mismo y sus dirigentes.

El Estado contraviene la Ley Natural de la Propiedad, que es la unica igualdad real posible. Con tús palabras "dicha ley debe ser mínima y a grandes rasgos defender la propiedad, la vida y la libertad de los individuos, pero lo más importante es que sea universal y simétrica".

Otro tema es que existan legislaciones diversas y de adesión voluntaria que concreten los aspectos particulares de dicha Ley Natural.

"Pensar que la justicia y la seguridad deban ser algo que la gente se busque por medio de libres intercambios es sencillamente aberrante y feudal."

Acaso,es menos aberrante afirmar que la justicia y la seguridad son algo que la gente solo puede obtener por medio de una imposición de un ente que no tiene porque servir a mis necesidades porque puede cobrarme quiera yo o no, y done no tenga otra opción. Que no tenga que indemnizarme si fracasa en su cometido y que puede cambiar las condiciones del "contrato" en cualquier momento.

Pues eso lo hace el Estado.

berti dijo...

Off topic, y por curiosidad: Snipfer, ¿qué quieres decir con "derecho a la vida"? Espero que no sea lo que me temo

snipfer dijo...

Berti: Vida, libertad y propiedad. No sé que más podría significar. Puede que a vosotros la vida y la libertad os parezca redundante, pero sin esta tríada falla la oposición a la esclavitud. Por cierto, que tu foto falla también.

Stewie: ¿Y cómo funcionaría un sistema judicial privado? Un tío roba a otro, ¿y se tienen que poner de acuerdo para que el juez sea del agrado de ambos? Evidentemente cualquier persona puede ser juez, porque nadie emite licencias. ¿Y si es un colegui del manguis? Evidentemente así no se pondrían de acuerdo, ¿y si no se ponen de acuerdo nunca? ¿Quién decide el límite de tiempo para ponerse de acuerdo?
Ya lo dije antes, la justicia debe ser justa, pero además debe ser universal, al menos circunscrita a un entorno de relación frecuente entre individuos. Esto no quita que puedan existir muchos métodos de enforce (hacer cumplir) esta ley. Lo de legislaciones de adhesión voluntaria dejan de ser leyes y pasan a ser contratos con cláusulas de rescisión.

La ley sí que tiene que ser impuesta por algún ente. Llámalo estado o llámalo asociación territorial X según la cual si no te sometes a ciertas leyes, fuera de aquí.

Por otra parte el estado irremediablemente debe imponer los impuestos aunque sean mínimos porcentajes, no por una cuestión de monopolio o estatismo, sino meramente para evitar a los free riders de manera que en una comunidad de vecinos tu estás obligado a pagar la cuota de gastos de mantenimiento.

berti dijo...

Libertad puede que sea redundante, pero aclara las cosas al progre que piensa que con propiedad hay esclavitud y sujeción. Pero vida... y muerte qué? y qué tipo de vida? derecho a que le mantengan a uno en vida? derecho a una buena vida? derecho a una vida digna? Etc etc

Stewie Griffin dijo...

El Derecho a la vida puede ser interpretada considerando a la vida como el natural derecho de propiedad del propio cuerpo. Algunos dirán que esto es parte del Derecho de propiedad, una mera derivación del Derecho Natural de Propiedad. Desde este punto de vista, el derecho a la vida sería tan redundante, al incluirse ya dentro del derecho de Propiedad, como el derecho a la libertad que completaría la clásica tríada liberal a la que Snipfer hace referencia.

Desde otro punto de vista, un randiano considerara el Derecho a la vida como derecho superior al de Propiedad, del que s deriva este. Entenderá este derecho a la vida, no desde el punto de vista estatista al que apunta Berti, ni desde la concepción rothbardiana de derecho a la propiedad del propio cuerpo y de aquello que produce, sino como el derecho a vivir, a que a uno le dejen autosustentarse, es decir, "llevar a cabo todas aquellas acciones requeridas por la naturaleza de un ser racional para sustentar, mantener, realizar en plenitud y gozar su propia vida".
Desde la postura de Ayn Rand (Minarquista) el derecho a la vida es el derecho primario del que se deriva el derecho de propiedad. Después de todo para ella el Capitalismo solo era el sistema que mejor garantizaba este derecho a la vida, no un fin en si mismo.

La víctima acude a un tribunal X a su elección (o al que tenga contratado su agencia de seguridad dependiendo de lo que estipulen las cláusulas de su contrato con dicha agencia de seguridad). Se abre un proceso contra el ladrón. El tribunal X llama a comparecer al ladrón. Si este no se presenta o aduce causa justificada para posponer su comparecencia, habrá agotado su derecho a una defensa jurídica y será declarado culpable. En caso de ser declarado culpable, bien por sentencia, bien por incomparecencia, el ladrón tiene, en este punto del proceso derecho a no aceptar su culpabilidad y apelar a otro tribunal de su elección (o el que haya pactado con su agencia de seguridad). Este tribunal vuelve a juzgar el caso, si le declara culpable la sentencia es firme. Si le absuelve de los cargos la víctima tiene el derecho a apelar esta decisión. Aquí puede ser muy posible que las partes no se pongan de acuerdo en el tribunal competente para dictar la sentencia. En ese caso los dos tribunales anteriores deben de llegar a un acuerdo y nombrarlo ellos. La sentencia de esta tercera corte será la definitiva. Los tribunales tenderán a tener pactado de ante mano que tercer tribunal solventara las disputas entre ellos, y un tribunal que no aceptase llegar a este tipo de acuerdos perdería todo su prestigio como tal, tendría que afrontar rescisiones de contrato de usuarios y de agencias de seguridad. En caso de no existir un acuerdo general para estos casos (cosa improbable) las empresas buscaran una formula para hayar una tercera agencia como parte necesaria y esencial de sus servicios (al mismo nivel que el de dictar sentencia en un caso aceptado). Del mismo modo que existen practicas judiciales comúnmente aceptadas de funcionamiento no previstas en textos positivos los tribunales adoptaran esta figura jurídica.

Una vez dos tribunales hayan fallado en un sentido la sentencia se considera firme.
Actualmente la justicia española solo permite una segunda instancia, dado que la doctrina del tribunal constitucional considera que no es labor de dicho tribunal hacer de tercera instancia camuflada.

-Precisamente porque la función de los tribunales privados es ganar dinero, atrayendo clientes manteniendo un cierto prestigio, sus incentivos Irán a proporcionar una justicia más rápida, efectiva e imparcial que la mera sombra de Justicia que hoy asegura ofrecernos el monopolio ilegitimo de la violencia.

-"Por otra parte el estado irremediablemente debe imponer los impuestos aunque sean mínimos porcentajes, no por una cuestión de monopolio o estatismo, sino meramente para evitar a los free riders de manera que en una comunidad de vecinos tu estás obligado a pagar la cuota de gastos de mantenimiento."

Te imaginas si yo me pasara el día dando vueltas con una furgoneta de helados regalandolos a todo el que se cruzara conmigo de mi pueblo, pero por "compensación" y para poder mantener mi servicio "gratuito" de helados (así como a mi y a mi familia)fuera puerta por puerta periodicamente provisto de un arma de fuego extorsionando a la gente para que me pagara una cuota por mi servicio(lo mismo haria si a otra persona o grupo se le ocurriese vender helados en mi territorio, los extorsionaria con mi arma). Y para justificarme me diria a mi mismo todos los días: ey, no lo haces "por una cuestión de monopolio o estatismo, sino meramente para evitar a los free riders", no es culpa tuya es que el mundo es así. Luego me diria que el mundo sería aun peor sin mis helados. Una vez me hubiera convencido a mi mismo podría repetir esta "propaganda" a mis victimas a l hora de cobrarles a punta de pistola.

saludos a todos, gracias por pasaros por Matar a Lois.

Stewie Griffin dijo...

"Cuándo ha abierto fuego un asesino múltiple contra una reunión de la Asociación Nacional del Rifle o contra un grupo de cazadores?"

Thomas Sowell

DOMOVILU, la respuesta es nunca, los hijos de puta chiflados saben muy bien donde ir a hacer masacres: a lugares libres de armas como en Virginia, donde saben que van a encontrar victimas indefensas.

snipfer dijo...

Stewie, a tí te parecerá que la justicia y los helados son cosas equiparables, pero lo cierto es que mientras que en un mismo espacio pueden existir numerosos provedores de helados –y de hecho así es desable, en mi congelador hay helados de frigo y nestle– la justicia no opera de la misma manera. Como ya he dicho la justicia debe ser universal en un determinado territorio para su adecuado funcionamiento.

Que el estado moderno se haya pervertido y se dedique a ofrecernos diversos tipos de helados de manera"gratuita y coactiva" –valga la contradicción– no significa que la misma idea de estado sea una perversión.

Domovilu dijo...

Hi!
Aquí estoy otra vez. Te puse algo sobre la Asociación Nacional del Rifle en mi Blog.
Apropo, tanto dar vueltas alrededor de la Propiedad y afines, parecéis socios del FAMUS (asociación católica-oligárquica cuyo lema es "Tradición-Familia y Propiedad).

snipfer dijo...

¿Católico yo?
Bueno, estoy bautizado y eso me hace católico, pero... en fin, pásate por nuestros blogs y verás.

Stewie Griffin dijo...

Pues si esa gente defiende los derechos de propiedad bien por ellos, independientemente de lo demás.

慢慢來 dijo...

晚情徵信協會全國網
大愛徵信社
三立徵信社
離婚|離婚證人有限公司
離婚|離婚證人-高雄徵信同業工會
離婚|婚姻挽回專區
一品蒐證尋人器材網
全國女子徵信社
晚晴徵信
八大徵信社
離婚│華納徵信社
徵信社品質保障關懷協會
晚晴徵信協會全國網
溫馨法律諮詢
劈腿大剖析
全國優良婚姻挽回
法律諮詢|免費諮詢華陀
亞洲徵信總部
感情挽回全國徵信
鴻海徵信尋人免費諮詢法律諮詢
大陸抓姦二奶-法律諮詢社
三立徵信有限公司
大愛徵信社
離婚|離婚證人非凡有限公司
女人國際徵信社
中區嚴選聯合徵信網
女人國際徵信
大愛徵信有限公司-台中
婦幼徵信有限公司
女子偵探徵信團隊
離婚|外遇觀測站
法律諮詢|免費諮詢網
外遇抓猴徵信偵探社
離婚-感情挽回Q&A諮詢網
新浪私家偵探社
離婚|女人徵信社
離婚|女人私家偵探社
婚姻挽回│國際聯盟社
法律諮詢所
外遇抓姦|女人國際徵信
女子徵信社
外遇|抓姦-女子偵探全國入口網
全國優良女人徵信社