jueves, mayo 22, 2008

La Incapacidad de Daniel Rodriguez para diferenciar entre una cosa y otra

Esto es como cuando en la serie "Me llamo Earl", ocurre algo sorprendente, la imagen se queda congelada con su protagonista con cara de asombro balbuceando "¡su puta madre!". Con este símil se comprenderá mejor la cara que se me quedo a mi cuando leí el último post de Daniel Rodriguez Herrera, propietario de Red Liberal y vicepresidente del Instituto Juan de Mariana, en el que dice:

"se puede ser homófobo y liberal si no se quiere que el Estado encarcele a los homosexuales o les ponga traba alguna, como esto de las leyes contra la sodomía. Se puede ser judeófobo y liberal si odiando a los judíos no desean recluirlos en ghettos o reducirles sus derechos como ciudadanos por el hecho de su religión o su origen. Se puede ser anticlerical y liberal si aborreciendo a los curas, monjas y frailes no se pretende quemar conventos ni negar los derechos de expresión o asociación por el mero hecho de ser católicos y formar parte de la Iglesia. Es cierto que es difícil conciliar estas posturas, porque a todos, incluyendo a los liberales, nos resulta muy difícil deslindar la moral de nuestras opiniones políticas. No hay más que ver, por ejemplo, la incapacidad de algunos de diferenciar entre una cosa y otra."

Incluyendo un enlace a esta bitácora, dando a entender que yo no puedo diferenciar entre tener una moralidad distinta y pedir agresiones o trabas a terceros en base a juicios morales subjetivos.

Estoy flipando en colores. Por curiosidad, ¿eso que lo deduces de cuando dije?:

"Vamos a ver, el problema no es que le gusten o no los homosexuales. Si odias a los homosexuales y simplemente no quieres tener relación (en la medida de lo posible) con ellos, pues muy bien, no lo comparto pero es legitimo".

"El problema es cuando se les niegan esos mismos derechos a los gays, lesbianas y transexuales, por ejemplo apoyando medidas estatales invasivas de sus derechos de propiedad".

"El problema es cuando de la deaprovación o el prejuicio se pasa a la agresión física (o a la apología de la misma, como es el caso)".
¿O fue cuando "participé" en una campaña contra Smith?, tras un comentario suyo contra los gays diciendo:

"Recientemente se montó una polémica en red liberal por las legitimas opiniones de Smith de Batiburrillo con respecto a la homosexualidad. Hubo quien se ofendió, no sin razón, desde mi punto de vista".

Es decir reconociendo su derecho a pensar y a discriminar en su ámbito de forma pacífica a quien le diera la gana. Pero introduciendo un juicio moral propio: me repelen los comentarios homofobos, pero los tolero.

O quizas fue cuando postee un par de capítulos de south park centrados en esta problematica:

Uno de ellos tiene como moraleja que uno no tiene derecho a imponerle su verdad a nadie y aceptar sus decisiones en el ámbito de su propiedad. Caracterizandose esto en la serie cuando un homosexual decide no aplicar una sentencia favorable contra un club privado de exploradores que lo expulsó por ser homosexual de acuerdo a sus normas.

El otro enseña que la tolerancia consiste en soportar aquello que nos desagrada moralmente, no en aceptarlo necesariamente. Nuevamente con la homosexualidad como tema central.
O mejor, quizas fue cuando el Salmantino le dijo a Alfredo:

"Dejando al margen, por los motivos citados, la repugnancia moral que me producen tus opiniones, podrías ser perfectamente liberal si sólo fuesen eso, tus valoraciones personales, pues liberales los hay feos, guapos, cojos, mancos, atletas, bordes, simpáticos, gays, lesbianas, hereros, bisex, creyentes, ateos, agnósticos, homófobos, machistas, racistas, xenófobos... El asunto es cuando se traslada la moral personal al terreno de lo que es o no es legítimo. Y tú, como otros que curiosamente te critican, por cierto, cruzas ese umbral sin sonrojo aparente y de manera especialmente grave (valga el ejemplo de la sodomía). No hay liberalismo posible por ese camino, independientemente de carnés de un tipo u otro y te pongas como te pongas."

Y yo comente a continuación:

"Esa es la barrera, en el momento que pasas de no me gustan los gays, a el gobierno debería de regularlos, castrarlos, o en definitiva usar la fuerza contra personas inocentes, te sales fuera de la ética liberal".

"Vaya por delante que yo no tengo nada en contra de los homosexuales como no lo tengo de los que tienen los ojos azules. Simplemente me parece absurdo juzgar a la gente por esas cosas, pero allá cada cual con sus prejuicios mientras solo sean eso. Y no apologías de agresiones contra unos u otros."


Mira Dani, no se a que juegas, decidiste que había que postear algo aclarando tu postura ante el polvorín de gente con razón asustada por las opiniones vertidas en ese blog. Y de paso, decidiste darme la puñalada, equiparandome falsamente a mi con ese comportamiento, que después de que lo enlazaras (y de esto no se te puede culpar, claro esta) paso a ser algo más que opiniones que pudieran parecer inmorales: se paso a la apología descarada de agresiones contra homosexuales por parte del estado. La razón no se da en función de quien dice algo, sino en función de lo que se dice, si queremos ser honestos. Así que no entiendo esa animadversión hacia mi persona por "coincidir en el bando" en este tema con algunos con los que puedas tener otras disputas en la blogoesfera. Espero sinceramente que no se trate de eso y sea otro error.

¿Que quieres que te diga? cuando vi ese blog en red liberal, horrorizado, intervine, posteando fragmentos de las cuestionables opiniones de Alfredo. Algunas iban más allá del mero rechazo pacífico (leyes contra los sodomitas, tortura, etc...), y no antes para llamar capillitas a Smith o a quien fuese. La verdad os hará libres, dicen.

P.D: ¿O quizás cuando le recomendé la lectura del texto sobre los vicios y las virtudes de Spooner?

""Honestidad es el reconocimiento del hecho de que lo irreal es irreal, y que por lo tanto no tiene valor" Ayn Rand

14 comentarios:

Anónimo dijo...

La distinción entre moral y legítimo en la que te metes es difícil y lo haces de la peor manera posible, creyendo que la has resuelto. Peor todavía, confundes estética con ética sin darte la más mínima cuenta. Entonces, metes la pata. De todas maneras estás mejor que los progres, que no creen que exista la diferencia.

coup de bâton dijo...

Sí, hola!! miren yo soy racista y antisemita; pienso que ni los negros, ni los judíos ni los sudacas son personas y como tal, no merecen el trato normal que se le dispensa a un ser humano. Además, creo que la mujer está hecha para servir al hombre y que no es más que un defecto natural de éste, situación que Dios ha permitido para que el varón saque provecho de ella. Asimismo, creo que los niños menores de 13 años tienen, objetivamente un gran atractivo sexual y que podrían proporcionar un gran placer. También estoy a favor de la esclavitud de los seres inhábiles, inútiles o débiles porque estos deben servir a los fines de los fuertes. Los homosexuales, por supuesto, son enfermos y basura humana.

No obstante todo ello, como yo no voy a matar a nadie, ni a violar a nadie, ni a abusar de nadie, ni a secuestrar ni a coaccionar a nadie porque soy así de cobarde y todo me lo guardo para mí, entonces lo que soy es "liberal". ¡Qué de puta madre! ya tengo una etiqueta para lograr justificarme y bajo la cual esconder mis miserias humanas.

----------

Bueno qué, certero ¿eh? pues es así de crudo. Este es el camino que llevan algunos. Qué patético y qué lamentable.

coup de bâton dijo...

Se me olvidaba, creo que el régimen ideal para una sociedad es el corporativismo fascista. Pero como no estoy dispuesto a imponerlo a nadie, entonces soy... palabra de 7 letras, empieza y acaba por L.

JLocke dijo...

La crítica de Daniel a Stewie está fuera de lugar.

Ética y Moral difieren, y podríamos hablar de esta última con toda libertad, si algunos supieran realmente la diferencia. Criticar IDEAS no entra dentro de una teoría liberal de la justicia. El racismo o el machismo me parecen nauseabundos, y podemos discutir sobre esto, pero entendiendo que de lo que se preocupa la ética/justicia es de reparar daños y de castigar, fundamentalmente, de señalar qué es y qué no es legítimo.

Las ideas de Alfredo Coll, de ponerse en práctica, supondrían la vulneración de DERECHOS inherentes al ser humano, y de eso se debate, y por eso le atacamos. Aparte, sus ideas sobre cómo debe regirse la sociedad (que no él), de ser ejecutadas, serían nada más y nada menos que crimen. Esto se pone de manifiesto. Y aunque sus ideas no fueran puestas en práctica, también serían criticables, pero no ya desde una teoría de la justicia, sino desde una moral humanista que considera que todo individuo es igual a otro en cuanto a derechos y capacidad de empatía, y que todo el mundo, hasta que se demuestre lo contrario, merece un trato humano y cordial.

Saludos.

Mario García dijo...

Qué curioso: se puede ser homófobo y liberal, pero no musulmán y liberal... Contradicciones de la vida...

Creo que aciertas en que no has dicho nada que merezca una crítica de Daniel. Aunque llegas a un relativismo moral demasiado profundo. Aquellas ideas que impliquen necesariamente querer alguien no tenga derechos es, indudablemente, antiliberal. Y la inacción no la hace liberal.

Por otra parte, ¿qué más da lo que diga Daniel? Es un blogger más y, en tanto no te las arregles para que te expulse, es sólo eso y nada más.

Anónimo dijo...

"Qué curioso: se puede ser homófobo y liberal, pero no musulmán y liberal..."

Joer si fuera eso: No se puede ser nacionalista y liberal como Xavier Sala, pero esto argumentado no se vaya a creer.

Ahora que te declaras partidario de azotar a los homosexuales en la plaza pública, es políticamente incorrecto, más bien "chic".

Mario García dijo...

@ Anónimo

No he entendido el fondo de tu comentario, me lo puedes explicar. Mi comentarios sobre "musulmanes y liberales" viene de otro blog (EL Rincón de la LIbertad) donde en los comentarios me dijeron que islam y liberalismo son totalmente incompatibles. Por eso digo que qué curioso, sí se puede ser homófobo y liberal (según algunos) pero no musulmán y liberal.

Explícame tu cometario, anda.

Anónimo dijo...

No se puede ser homófobo y liberal, ni racista y liberal, ni fascista y liberal etc.

El liberalismo empieza a tener las tragaderas demasiado anchas. No e extraña que Haider en Austria diga que es liberal...

Anónimo dijo...

"Explícame tu cometario, anda:

http://capitalismoliberal.blogia.com/2006/082601-federico-jimenez-losantos-vs-sala-i-martin.php

Marzo dijo...

>Por eso digo que qué curioso, sí se puede ser homófobo y liberal (según algunos) pero no musulmán y liberal.

La homofobia no es una teoría política; el Islam sí lo es. (Y además es homófobo, si la palabra tiene algún sentido).

Stewie Griffin dijo...

Sobre lo del nacionalismo, hace tiempo comente en el blog de Juan Morillo algop que sirve perfectamente aquí:

"No se si es posible un nacionalismo liberal, aunque seguro, después de ver un fascismo liberal, un conservadurismo liberal, un liberalismo social.... el liberalismo es una ideología ramera".

"Ahora si hablamos de libertarianismo el nacionalismo es totalmente contrario al mismo, no por lo independentista, si no por la idea de soberanía nacional, sin eso sencillamente no es nacionalismo, y si lo tiene es contrario de forma extrema al libertarianismo".

Saludos Locke, muchas gracias.

Mario García dijo...

Stewie,

Hay que diferenciar cosas que son corrientes liberales (liberalismo social, liberalismo conservador, libertarianismo) que se basan en teorías políticas largamente asentadas en principios filosóficos liberales; y otras como el supuesto liberalismo homófobo, fascista, o integrista cristiano/musulmán.

Una cosa es interpretar de manera diferente los principios liberales para entender de distinta manera cuál es el límite de la acción del Estado, y otra llamarse liberal sin tener ninguna base filosófica liberal.

Liberal conservador:

- Libertad económica: toda
- Libertad moral: amplia pero con límites

Liberal social:

- Libertad económica: amplia pero con límites
- Libertad moral: toda

Libertarianismo:

- Libertad económica: toda
- Libertad moral: toda

Algo así serían las tres corrientes del liberalismo.

elSalmantino dijo...

Voy a estar de acuerdo en que el liberalismo tiene las tragaderas demasiado anchas, habida cuenta de que algo tan sustancial como el motivo de estos post es para algunos una sandez.

Stewie, en alguna ocasión entre tus numerosísimas y continuas críticas al famoso (vosotros lo hicísteis, que conste) calvinista has mezclado esos conceptos, pero en muchos más ocasiones los has diferenciado meridianamente (la cita de Spooner fue especialmente pertinente).
No entiendo pues el enlace de Dani, porque no eres ni de lejos el que más se ha liado con ese tema.

Mario, Marzo te lo ha aclarado convenientemente. ¡Cuánto daño ha hecho el liberalismo marañoniano! Hasta tal punto que nos creemos que ser liberales es sinónimo de ser buenas personas. En fin...

Mario García dijo...

¿Daño Marañón? o_O Ser liberal no es ser buena persona, pero estoy seguro que serlo no es problema. ;-)