sábado, junio 28, 2008

Blow - Mercado Negro y Mercado Rojo

Para ejemplificar la diferencia entre un emprendedor del mercado negro y un criminal del mercado rojo nada mejor que dos personajes de la película, basada en acontecimientos reales, Blow.



Por un lado, George Jung, narcotraficante americano que encuentra en este film una adaptación de la novela biografica "Blow: De como un pequeño muchacho de pueblo hizo $100 millones con el Cartel de Medellín y de como lo perdió todo", representa al honesto emprendedor del mercado negro. Jung no es un tipo violento, simplemente como solia decir: "Algunas personas son estrellas de cine, otras son estrellas del rock... yo era una estrella de la droga." No era alguien que matara, extorsionara o violentara de alguna forma los derechos de propiedad legítimos de sus vecinos, simplemente conectaba la oferta con la demanda, burlando a los criminales que habían establecido una prohibición al libre comercio.

Con un buen olfato para los negocios, Jung ejercito su empresarialidad con un éxito sin precedentes, al punto de suministrar a millones de consumidores en EEUU. Empezo importando y comercializando Marihuana, hasta ser detenido. En la película se puede ver una escena de este juicio en la que él se declara inocente de crimen alguno y denuncia que esta siendo violentado por traspasar una línea imaginaria con unas plantas, es decir que no ha violado los legítimos derechos de propiedad de nadie en su negocio.

En prisión se hace amigo de Carlos Lehder (Diego Delgado en la película de Blow), un Colombiano que le enseña todo sobre la coca y le presenta a Pablo Escobar. Juntos iniciarían una empresa de distribución de cocaína que reportaría millones de dolares inundando el mercado y haciendo historia.

Finalmente acabo siendo traicionado y secuestrado en una prisión del estado, donde permanece en la actualidad hasta 2015, donde saldría con 72 años.


Por contra aquel que le suministraba la mercancia, Pablo Escobar representa al criminal que opera en el mercado rojo, extorsionando y asesinando a todo aquel que se interpusiera en su camino. Escobar creo historia en Colombia, llego a tener al país de rodillas. La lista de las "hazañas" de este matón que llego a convertirse en el hombre más peligroso del mundo es realmente impresionante. Baste decir que no se limitaba simplemente, como hacia Jung, a comerciar pacíficamente, sino que se dedicaba a todo tipo de crímenes para mantener su reinado, ganando al mismo tiempo apoyo fanático entre el pueblo colombiano mediante su habilidad para el populismo.

Ciertamente Jung hacia negocios con criminales, pero él no era tal, simplemente compraba algo a quien lo tenía y se lo vendía a quien lo quería, cobraba por ello. No fue agresor, sino un emprendedor con talento. Si se le pudiera acusar de criminal por comprarle mercancía a Escobar, entonces igualmente serían criminales los que alguna vez hayan contratado algo con el mismo. Hasta su peluquero.

Conviene distinguir entre aquello que es legitimo y esta prohibido por el monopolio del crimen en un momento dado, y aquello que no es legitimo y esta prohibido por el estado, la agrasión a derechos de propiedad ajenos. El primer grupo es el mercado negro, mientras que el segundo es el mercado rojo.

7 comentarios:

Fonseca dijo...

El liberalismo se sustenta en el principio de la "no agresión". Es tan malo el intervencionismo de una empresa criminal que el del estado...



Fonseca

Hector1564 dijo...

Hola ,

Stewie dices:
Ciertamente Jung hacia negocios con criminales, pero él no era tal, simplemente compraba algo a quien lo tenía y se lo vendía a quien lo quería

O sea ¿si alguien te roba a ti algo y yo lo compro tú ya no puedes recuperarlo? Y si lo revendo ¿yo no debiera ser acusado de comerciar con mercancía ilegal?

Si se le pudiera acusar de criminal por comprarle mercancía a Escobar, entonces igualmente serían criminales los que alguna vez hayan contratado algo con el mismo

El peluquero de Escobar, por ejemplo, no tiene modo de saber de dónde le viene el dinero a su cliente. Ahora bien, si le pagara con una joya robada y él lo supiera tendría que devolverla a su dueño o de lo contrario sería partícipe de un crimen.

Saludos

the langlois dijo...

No olvidemos que muchos de los criminales del "mercado rojo" están por lo general conectados con el poder político o con las autoridades policiales y alentados por los mismos (no sé como será por aquellos pagos, acá en el hemisferio sur es moneda corriente). Sin ir más lejos, a cuatro calles de mi casa se vende droga de todos los colores... y a dos está la comisaría (y a unos pocos metros la central de la policía científica!).

Stewie Griffin dijo...

Fonseca:

si, ¿y?

Hector1564:

En cuanto a lo de la propiedad robada, en principio si, pero para eso tiene que haber alguien que reclame esa propiedad. Si yo te compro algo a ti presupongo que es tuyo.

"El peluquero de Escobar, por ejemplo, no tiene modo de saber de dónde le viene el dinero a su cliente"

Hombre, parece que no sabes de quien estamos hablando. Este señor facturaba miles de millones de dolares, era conocido como el zar de la coca, fue diputado, mataba a policías, jueces políticos... difícil no saber nada de sus actividades.

Te lo pongo de otra forma, ¿qué hacemos comprando petroleo a la OPEP? ¿Somos criminales por comprar a quien monopoliza un recurso?

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola Stewie,

Yo estoy de acuerdo contigo en lo que dices: en la película, que está basada en un libro sobre este personaje (creo que una autobiografía), hay escenas que deberían ser gifs en todas la red, y es todo kiski metiéndose, que es lo que el personaje resalta y aparece en la película como una secuencia seguida de consumidores de todos los biotipos y estatus sociales. Es una de las mejores escenas de la película, que creo que se ajusta a la realidad de lo que pasó con la introducción de la coca en EEUU, y que desmonta la moralina del espectador poniendo en evidencia lo que el personaje dice durante la secuencia: "Y cuando digo todo el mundo, quiero decir... "TODO EL MUNDO". ÉL simplemente formaba parte de un intercambio mercantil. Der la película quiero destacar una cosa que no me cuadraba, y que no lo achaco al director ni a la interpretación de Deep, sino al libro en el que se basa. Creo que hay algo que no encaja en la peli sobre los problemas familiares que tiene, especialmente con su hija (y que parece que arrastra porque la peli acaba con una escena muy triste por la pérdida de relación con su hija y seguidamente una foto actual de Jung en prisión). Es una impresión que me llevó a relacionar al personaje con personas que también están en el mercado informal y tienen hijos, como la prostitución de lujo, pero de eso hablaré en otro momento, porque ahora me están sacando las pelas bien estos ******** ** ***** en la cafetería donde estoy. Saludos Stewie, y a ver si nos vemos pronto otra vez y a ser posible en el mismo hotel para hablar. Me gustan tus camisetas ¿dónde las consigues?


Viva la Pepsi

Guayacx Insumisx dijo...

y el poder politico y autoridades con sus privilegios y prohibiciones son quienes realmente generan que aya la parte del mercado rojo... sino fuera ilegal ni nada no ubiera necesidad de que sea asi

Stewie Griffin dijo...

Un placer verte por aquí Viva la Pepsi, ;)