sábado, junio 07, 2008

El enemigo es siempre el estado

Permítanme decir esto tan claramente como como sea posible. El enemigo es el estado. Hay otros enemigos, pero ninguno tan temible, destructivo, peligroso, o tan debilitante cultural y económicamente. No importan los nombres de esos otros enemigos - las grandes empresas, sindicatos, grupos de presión de víctimas, grupos de presión de extranjeros, los cárteles de médicos, grupos religiosos, las clases, los habitantes de las ciudades, los agricultores, la izquierda, los profesores, la extrema derecha, los obreros, o incluso los banqueros y la industria armamentística - no son tan horribles como la hidra conocida como el Leviatán estatal. Si usted entiende este punto - y sólo este punto - puede que comprenda el núcleo de la estrategia libertaria.

Visto en Check your premises

a3!

14 comentarios:

vesania dijo...

oooh,me encanta!
totalmente de acuerdo...
es mucho más fácil pensar que el enemigo son 4 mataos con esvastica,quizá porque les vemos en una posición igualitaria y asusta pensar más allá....
cuidate:)
muy,muy buen blog.

Stewie Griffin dijo...

Muchas gracias.

Saludos.

Jorge Valín dijo...

No se puede decir más claro. En este sentido también escribí sobre lo que es el estado: El Estado, la peor desgracia de la humanidad

Anónimo dijo...

¡¿Son los sindicatos y los obreros enemigos?!

¿Qué clase de "anarquista" dice eso?

Stewie Griffin dijo...

Saludos Jorge!

Anónimo: Sinceramente, los sindicatos del estado si que son enemigos. Los obreros son como cualquier otro grupo de individuos, pueden convertirse en un grupo de presión igual que los empresarios o cualquiera.

En algunos sitios, como donde yo vivo los sindicatos son uno de los principales problemas.

Ser obrero no equivale a tener razón o un aura de bondad absoluta.

Y yo soy obrero.

Pero el hecho es que todo ese poder de los sindicatos, empresarios, etc proviene de la existencia de un estado en último termino.

Stewie Griffin dijo...

"¿Qué clase de "anarquista" dice eso?"

Uno que no confunde anarquismo con comunismo y ve a la negociación colectiva como lo que es: una agresión hacia la libre contratación entre individuos.

Stewie Griffin dijo...

Por supuesto si se decide negociar colectivamente en base a la autonomía de la voluntad no me parece mal.

Existen casos donde el sindicalismo tiene su sitio, por ejemplo en una empresa estatal, o en una empresa cuyo propietario no la posee legítimamente.

Stewie Griffin dijo...

En cualquier caso urge replantearse el actual modelo de acción sindical desde perspectivas libertarias.

Saludos

Stewie Griffin dijo...

Además, supongo que la enumeración de la cita no es exhaustiva y solo pretende que la gente que se enfrenta entre si y tiene a otros individuos privilegiados políticamente como el principal adversario, vea que esta confundiendo el efecto con la causa.

CLD dijo...

En parte estoy de acuerdo y en parte no. Creo que el estado es el gran enemigo en el sentido de que otro tipo de amenazas van y vienen, pero el estado siempre permanece, y sus medios son inconmensurablemente mayores que los de cualquier otra organización. Y la tendencia natural del estado es a acrecentar su poder a costa de los individuos.

Sin embargo, existen organizaciones que al menos a corto plazo son mucho más destructivas que el estado, como son las de tipo terrorista y criminal en general. Y existen también estados mucho más peligrosos que otros.

Por tanto, en la práctica nos vemos obligados a ponernos del lado de determinados estados en determinadas cuestiones, si queremos preservar la civilización.

Por supuesto que sin libertad la civilización languidece y acaba siendo destruida por los bárbaros. Pero sin civilización, no veo por qué la libertad debería ser considerada un estado muy envidiable. Al menos, yo no siento nostalgia de la libertad del cro-magnon, que seguro que tenía mucha más que nosotros (¡no pagaba impuestos!)

Mario García dijo...

Menuda chorrada de post. Lo mejor es que no das razones y la gente te alaba. Felicidades, vais por el camino del lavado de cerebro.

Stewie Griffin dijo...

"Lo mejor es que no das razones y la gente te alaba"

¿Qué razones quieres que de en una cita? :P

Eigen dijo...

Leyéndolo en inglés, no me queda claro si dice, por ejemplo, "los banqueros" o "banqueros". Por el contexto, yo lo habría traducido omitiendo los artículos también en español.

La cita es respetable entendiendo que los terroristas y criminales son omitidos por obviedad, es decir, se habla de enemigos políticos. Además, no pueden catalogarse como enemigos a todos los individuos del Estado -no, en general, a militares, policías, jueces, posibles diputados o concejales que no estén a favor del saqueo, inspectores que comprueben un posible fraude, etc.

Eigen dijo...

Donde digo «no, en general», probablemente debería decir «no en general».